Vidrio de seguridad

Vidrio de seguridad

VIDRIOS LAMINADOS: Los vidrios laminados se componen de dos o más vidrios unidos íntimamente por la interposición de una o varias láminas de polivinilo butiral (PVB). La perfecta adherencia del sándwich formado por el vidrio y el butiral se obtiene mediante un proceso de autoclave con calor y presión. La gran elasticidad del PVB confiere una alta resistencia frente a impactos. Ante un golpe sobre el vidrio laminado, la película de PVB absorbe la energía del choque y, por su flexibilidad, mantiene su adherencia al cristal. En caso de rotura los fragmentos del vidrio permanecen adheridos al butiral, ofreciendo así seguridad a las personas que se encuentren frente al vidrio e impidiendo la entrada a través del mismo.

VIDRIOS TEMPLADOS: La seguridad de estos vidrios se consigue, calentándolos hasta altas temperaturas (575-635º) para luego enfriarlo rápidamente con aire. De esta manera, obtenemos un producto con mucha mayor resistencia estructural y al impacto que el vidrio sin templar y tiene la ventaja adicional de que en caso de rotura, se fragmenta en pequeños trozos. En este producto, toda la manufactura, ya sea corte, taladros, canteados, etc. deberán realizarse previamente al templado. De realizarse posteriormente, provocaría la rotura del vidrio. Con este proceso la resistencia a la flexión aumenta entre 4 y 5 veces más que el normal y la resistencia de choque térmico pasa de 60º a 240º, por lo que son recomendados para puertas en hornos de cocinas entre otras aplicaciones.

  • Acabados
  • Cualidades
  • Vidrio seguridad 3+3
  • Vidrio seguridad 4+4
  • Vidrio seguridad 5+5
  • Vidrio seguridad 6+6
  • Butiral interior transparente
  • Butiral interior color
  • Butiral interior acústico
  • Vidrio seguridad antirobo
¿Qué vidrio elegir?

resistencia-100x88Gran resistencia

durabilidadDurabilidad

seguridadSeguridad

Opción de composición acústico