Vidrio

Simple

El vidrio simple o monolítico está formado por una única hoja de vidrio, de gran dureza pero a la vez altamente frágil con poca resistencia a los choques y a las tensiones térmicas. En caso de rotura, este vidrio es muy peligroso.

Aislamiento térmico

Acristalamiento con un grado de aislamiento térmico muy alto, para evitar la pérdida de energía a través del mismo. Es altamente recomendable en zonas climáticas frías y evita también muchos problemas de condensación.

Aislamiento acústico

Este tipo de vidrios por su composición, reducen el nivel de ruido del exterior, por lo que mejoran el confort en el interior de la vivienda, dependiendo de grosores la atenuación acústica puede alcanzar niveles muy importantes.

Seguridad

Aquí podemos hablar de vidrios laminados y vidrios templados, los primeros formados por dos o más vidrios unidos por láminas de butiral, y los segundos sometidos a altas temperaturas y enfriado rápido en ambos casos, altamente resistentes a golpes.

Control Solar

Este vidrio reduce la absorción de calor del cristal, reflejándolo hacia el exterior, pero permite el paso de la luz, de esta manera, evitamos el recalentamiento de la estancia y reduciremos el gasto en aire acondicionado. Recomendado para zonas cálidas.

Decorativos

Disponemos de una amplia gama de vidrios utilizados en decoración. Su transparencia le da ligereza visual y sensación de amplitud y en combinación con otros materiales como puede ser madera o metal ofrecen soluciones modernas y funcionales.