Consejos para limpiar tus ventanas de aluminio

31 julio, 2018

Las ventanas de aluminio están expuestas a numerosas adversidades que impiden que se mantengan limpias todo el tiempo que nos gustaría. Llegado el buen tiempo es una buena oportunidad para realizar esta tarea y mantenerlas relucientes.

Sigue estos consejos para limpiar tus marcos de aluminio y eliminar las manchas permanentes y garantiza su mantenimiento diario:

  • Elimina primero el polvo, si es necesario, repasándolo con el aspirador.
  • Para la limpieza habitual del aluminio, utiliza una esponja o una bayeta de microfibra que no deje pelusa y algún producto neutro. No uses nunca esponjas viejas ni ásperas.
  • Para manchas resistentes de grasa o pintura utiliza una solución compuesta por alcohol sanitario, agua y vinagre blanco.  No utilices nunca productos abrasivos,  ya que estropean el acabado del aluminio de tus marcos.
  • No olvides aclarar las superficies de aluminio. Hazlo con una bayeta o esponja limpia humedecida en agua y repite un par de veces para garantizar que no queden rastros.
  • Seca la ventana con un trapo que no deje pelusa. Los de microfibra son perfectos, ya que absorben bien la humedad y no dejan restos.
  • Elimina la condensación que puede aparecer en las superficies de aluminio para que no se forme moho, y ventila bien las estancias para que se seque por completo.
  • No olvides repasar también las caras internas de los marcos de aluminio.
  • Limpia los cristales utilizando un paño sin pelusa. Diluir vinagre en agua te ayudará a eliminar los restos de suciedad, y el limón añadirá más brillo a tus ventanas.
  • A la hora de limpiar las persianas, lo mejor es hacerlo con un paño mojado en agua con detergente, aclarar perfectamente y secar. Si la suciedad se ha incrustado, agregar al agua unas gotas de amoníaco y frotar con cepillo.